5 razones para darte una ducha y no un baño

666 406 274
5 razones para darte una ducha y no un baño

El cambio de bañera por plato de ducha en Gijón solo supone ventajas. Si no lo tienes claro, no quites ojo a este post. Estas son las 5 mejores razones que van a convencerte a decir sí a esta rápida reforma:

- Por higiene: el baño como tal, en bañera, puede provocar a veces infecciones vaginales. Además, la ducha también permite alternar rápidamente y de forma constante agua fría con caliente y mejorar así la circulación sanguínea.

- Por seguridad. Los platos de ducha que vendemos e instalamos en Rondera son totalmente seguros gracias a los materiales que se usan en su fabricación, como los antideslizantes, que evitan todo tipo de accidentes domésticos. En bañera, sin embargo, hay un elevado riesgo de que se genere algún percance.

- Razón de espacio. Este es uno de los motivos que más justifican en la práctica el cambio de bañera por plato de ducha. Una bañera suele ocupar mucho más espacio en el cuarto de baño, y a la contra, un plato de ducha se adapta muy bien a estancias de tamaño pequeño.

- Supone un ahorro considerable. Con el plato de ducha se consigue gastar menos en gas y agua. Además, poner una bañera es un proceso más caro y largo.

- Por comodidad: eliminar las barreras arquitectónicas que sí tiene una bañera a diferencia de una ducha, es otro de los mayores pros de los que se benefician sobre todo las personas con movilidad reducida. La ducha eleva claramente su independencia en el día a día.

haz clic para copiar mailmail copiado